Principios activos: Mucílagos

Se han identificado más de 12000 sustancias químicas diferentes en las plantas y con toda seguridad queda un gran número por descubrir. Se denomina principios activos a aquellas sustancias químicas de las plantas que presentan una acción específica sobre el organismo. Según su naturaleza química se clasifican en varios grupos: glúcidos, lípidos, proteínas, vitaminas, minerales, alcaloides, glucósidos, esencias y resinas, ácidos orgánicos, taninos.

Principios activos: Mucílagos

Vemos con detalle los mucílagos, que son polisacáridos heterógenos, mezcla de pentosas, hexosas y ácidos urónicos. En las especies marinas se encuentra el ácido algínico, que puede absorber 200 veces su peso en agua.

Especies: laminariáceas, cetrariáceas, fucus, agar agar, malváceas (malvavisco, malva), plantagináceas (Psyllium…), gigartináceas (Chondrus), lináceas (lino).

Acción: laxante mecánico, espesante alimenticio, sedante de la tos. La carragenina (Chondrus crispus) posee propiedades antiinflamatorias a nivel del sistema digestivo.

Poseen la propiedad de retener el agua, por lo que se hinchan y aumentan de volumen. Con un poco más de detalle, los mucílagos tienen las siguientes propiedades:

Emolientes (suavizantes), antiinflamatorio y ligaramente laxante. Lubrifican y protegen la capa mucosa de todo el conducto digestivo, desde la boca hasta el ano. Actúan localmente, sin ser absorbidos por la sangre. Protege tanto de la irritación mecánica, como de la química producida por los jugos digestivos y por las fermentaciones intestinales. Utiles en todas las afecciones inflamatorias en el aparato digestivo (esofagitis, gastritis, úlcera gastroduodenal, gastroenteritis, colitis, proctitis (inflamación del recto), fisuras anales y hemorroides.

Obesidad. Si se toma mucílagos con agua aumentan el volumen del bolo alimenticio, aumentando la sensación de saciedad. En el intestino, aumentan el volumen de las heces, facilitando su transito y expulsión en caso de estreñimiento.

Emolientes y antiinflamatorios, aplicados sobre la piel.

Antitusígenos: sobre el aparato respiratorio suavizan las mucosas irritadas en caso de laringitis o traqueítis, calmando la tos.

Vegetales con mayor contenido en mucílagos: alholva, borraja, col, lino, liquen de Islandia, llantén, malva, malvavisco, musgo de Irlanda, pensamiento, polipodio, salicaria, satirión manchado (orquídea), tusílago y zaragatona.

Fuentes:

  1. Gran enciclopedia de las plantas medicinales. Berdonces i Serra. Ediciones Tekal
  2. Enciclopedia de las plantas medicinales. Jorge Pamplona Roger

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.