La marihuana podría ser útil para tratar el síndrome de Tourette

cannabis-medicinal

El síndrome de Tourette es un trastorno crónico caracterizado por tics motores y vocales y una variedad de trastornos de conducta asociados.

Debido a que la terapia actual a menudo no es satisfactoria, existe un creciente interés en nuevas estrategias terapéuticas que sean más efectivas, causen menos efectos secundarios y mejoren no solo los tics sino también los problemas de comportamiento.

A partir de informes anecdóticos y estudios preliminares controlados, se sugiere que, al menos en un subgrupo de pacientes, los cannabinoides son eficaces en el tratamiento de la síndrome de Tourette.

Si bien la mayoría de los pacientes informan efectos beneficiosos cuando fuman marihuana (Cannabis sativa L.), los ensayos clínicos disponibles se han realizado con Δ⁹-tetrahidrocannabinol (THC) oral. Por lo tanto, en pacientes que son resistentes al tratamiento, la terapia con THC no debe dejarse sin intentar.

La marihuana podría ser útil para tratar el síndrome de Tourette

Existe una sólida justificación biológica con respecto a cómo los medicamentos derivados del cannabis podrían afectar la gravedad de los tic. Se ha sugerido que las anomalías en el sistema del receptor endocannabinoide podrían ser la base de la fisiopatología del síndrome de Tourette.

Sería, por tanto, interesante investigar el efecto de sustancias que, por ejemplo, se unen de manera más selectiva al receptor central de cannabinoides o inhiban la captación o la degradación de diferentes endocannabinoides.

Nos hacemos eco de lo que indica una revisión realizada trass una búsqueda exhaustiva en la literatura de PubMed para ensayos controlados aleatorios o ensayos clínicos de medicamentos derivados del cannabis en el síndrome de Tourette.

Sin embargo, solo se han publicado dos pequeños ensayos aleatorios controlados con placebo (36 participantes ) que usaron Δ9-tetrahidrocannabinol para tratar el índrome de Tourette.

Los resultados sugieren que las cápsulas de THC pueden asociarse con una mejora significativa en la gravedad de los tic en pacientes con síndrome de Tourette.

Los ensayos que examinan otros agentes activos en el sistema cannabinoide para los trastornos de tic están actualmente en curso.

Dada la limitada investigación disponible, la eficacia y seguridad general de los tratamientos basados en cannabinoides es en gran parte desconocida. Se necesitan ensayos adicionales para examinar la dosificación, los ingredientes activos y el modo óptimo de administración de compuestos derivados del cannabis, asumiendo que los ensayos iniciales sugieren eficacia.

El uso clínico para pacientes refractarios debe, al menos, limitarse a las poblaciones adultas, dada la eficacia incierta y el riesgo de efectos adversos para el desarrollo que los cannabinoides pueden tener en los niños.

Incluso en poblaciones adultas, los medicamentos derivados del cannabis se asocian con problemas importantes, como los efectos que tienen en la seguridad al conducir y el hecho de que causan pruebas de detección de drogas en orina positivas que pueden afectar el empleo.

Los efectos adversos comunes incluyen astenia, problemas de equilibrio, confusión, mareos, desorientación, diarrea, euforia, somnolencia, sequedad de boca, fatiga, alucinaciones, náuseas, somnolencia y vómitos.

Referencias:

  1. The Potential of Cannabinoid-Based Treatments in Tourette Syndrome
  2. Tourette’s syndrome
  3. Cannabinoids for Medical UseA Systematic Review and Meta-analysis

Más sobre las Plantas Medicinales