Diente de leon (Taraxacum officinale)

diente-de-leon-cabecera-Taraxacum-officinale
Flor de diente de leon (Taraxacum officinale)

Diente de leon (Taraxacum officinale)

Propiedades destacadas: digestivo, tónico del hígado, depurativo, diurético.

Órganos diana: hígado y riñones

Precauciones: Evítese en caso de obstrucción de los conductos biliares y de la vesícula. El latex blanco de las hojas puede causar dermatitis.

**********************

El diente de león se caracteriza por ser muy abundante en la  Plantas y Salud diente de leon esquematemporada lluviosa de numerosos lugares, tanto de clima frío, templado o semitropical.

Familia: Asteráceas

Partes que se emplean: hojas, tallos y raíz.

Virtudes: Digestivo, tónico amargo, diurético, laxante suave (raíz), colagogo, depurativo, antiinflamatorio, antilítico.

Las propiedades más destacadas por todos los autores a la hora del hablar del diente de león son las de Digestiva y depurativa, siendo sus órganos diana el hígado y los riñones1,2,3,4. Para muchos naturópatas la raíz de diente de león es uno de los tónicos digestivos y hepáticos preferidos. Es importante señalar que la unanimidad es rotunda y por tanto parece que el uso del diente de león con estos objetivos está bien respaldado.

Recopilando los diferentes problemas de salud para los que se ha indicado el uso del diente de león encontramos que:

El diente de león está recomendado en caso de padecer hígado perezoso y los trastornos a él asociados (cansancio, irritabilidad, dolores de cabeza y problemas de piel)

Se emplea contra la retención de líquidos, especialmente en los trastornos cardíacos y otros problemas urinarios.

La raíz es antiinflamatoria, se emplea para la artritis y reumatismo y también es útil para la diabetes. La raíz y la salvia se emplean para tratar verrugas.

Profundizando en el análisis del papel del diente de león en la salud para justificar las afirmaciones anteriores.

diente de leon Taraxacum officinale

DIENTE DE LEON: EFECTO POR SISTEMAS

Sistema digestivo:

Las propiedades más destacadas del diente de león son como digestivo amargo y tónico hepático; favorece el apetito y la digestión, aumenta el flujo de los jugos digestivos (aumenta las secreciones de todas las glándulas digestivas: saliva, jugo gástrico, intestinal y pancreático así como de bilis2) y ayuda a la absorción. La raíz es levemente laxante4. Estimula también la musculatura del conducto digestivo. Por todo esto, acelera y estimula todos los procesos de la digestión2.

Aunque la acción del diente de león sobre todo el aparato digestivo es importante es más intensa sobre el hígado y la vesícula biliar, al aumentar la producción de bilis y estimular su vaciado durante la digestión2. diente de leon Taraxacum officinale flor y hoja

El diente de león apoya al hígado en su función de órgano desintoxicador importante, recomendado en trastornos de hígado y vesícula, hepatitis y problemas asociados al hígado perezoso, como el cansancio, irritabilidad, dolores de cabeza y problemas de piel4.

El contenido en sales de hierro actúa directamente sobre los glóbulos rojos en el hígado y el bazo, mejorando sus funciones en general. Por esto, se suele considerar al diente de león como un tónico1.

Sistema urinario:

El diente de león es diurético. Produce un aumento general de las secreciones como la orina y el sudor. En cuanto a la orina, su efecto no se limita a aumentar la cantidad sino también la cantidad de urea y los productos de desecho celular incompletamente oxidados.

Las hojas del diente de león son ricas en potasio, son un eficaz diurético que se pierde cuando se produce orina en exceso. Se emplea contra la retención de líquidos, especialmente en los transtornos cardíacos y otros problemas urinarios.

Sistema inmunitario:

La raíz es antiinflamatoria, se emplea para la artritis y reumatismo. Puede hacer aumentar la producción de insulina en el páncreas, útil para la diabetes4.

Uso externo:

El jugo blanco de los tallos (y raíz3) se puede aplicar a las verrugas. La infusión preparada con las hojas y las flores se emplea para trastornos cutáneos4.

Tónico desintoxicador con principios amargos, aumenta la eliminación de toxinas y de los desechos por el hígado y los riñones, limpiando la sangre y despejando la piel. Para los granos, acné, forúnculos y abscesos.

Precaución:

Evítese en caso de obstrucción de los conductos biliares y de la vesícula. El latex blanco de las hojas puede causar dermatitis4.

diente de leon Taraxacum officinale flor

DIENTE DE LEON: APLICACIONES

Hojas Frescas: en ensalada

Jugo: se pueden licuar las hojas si se requiere una acción diurética. Se administra en dosis de hasta 20 ml tres veces al día. Para conseguir un importante efecto depurativo conviene tomar 2 ó 3 cucharadas antes de cada comida durante mes o mes y medio, en primavera.

Infusión: más suave que el jugo. Se prepara con 60 gramos de hojas y raíces por litro de agua. Se toma una taza antes de cada comida. Remedio limpiador para estados tóxicos como la gota o el ezcema. Estimulante hepático y digestivo suave. La infusión debe hacerse con las hojas recién secadas.

Tintura: a menudo se usa en los remedios para el fallo cardiaco para asegurar una ingesta de potasio suficiente.

Raíz

Tintura: la raíz fresca se emplea para estados tóxicos como gota, ezcema o acné. Estimulante hepático en los trastornos del hígado y el estreñimiento relacionado con ellos.

Deccoción: igual que la tintura.

Sucedáneo del café: Se pueden utilizar las raíces tostadas de diente de león en infusión como sucedáneo del café, puesto que tiene un efecto parecido, sabor muy agradable y conserva casi todas las propiedades medicinales de la planta.

Diente de leon Taraxacum officinale flor polen

DIENTE DE LEON: COMPONENTES

Las hojas y la raíz contienen taraxacina, un principio amargo similar a la achicoria al que se deben sus propiedades tónicas y digestivas1,2.

Las hojas contienen vitaminas B y C así como inulina, flavonoides y curaminas2. Algunos autores incluyen contenido en vitaminas A3,4 y D3. Contienen glucósidos amargos, carotenoides, terpenoides, colina, sales de potasio, hierro y otras sales minerales1,2,3,4

Las raices incluyen inulina2,3, glucósidos amargos, taninos, triterpenos, esteroles, aceite volatil, colina, asparagina3,

Autores también señalan el contenido del diente de león en clorofila, acetato y oxalato ferroso y cálcico, sulfato, cloruro y acetato de sodio y pequeñas cantidades de silicato y aluminato potásico1.

En otras fuentes encontramos un contenido resaltado en Terpenoides, ácidos (clorogénico y cafeico), hidratos de carbono, minerales (potasio, cinc y manganeso), fitoesteroles, glucósidos flavonoides4.

Referencias:

  • 1. Monográfico Plantas curativas de Mexico. Autor: Luis Cabrera
  • 2. Enciclopedia de las plantas medicinales. Autor: doctor J. Pamplona Roger.
  • 3. Las plantas medicinales. Guía práctica con remedios eficaces para los trastornos más comunes. Autora: Penelope Ody. Editorial Raíces.
  • 4. El tutor de las plantas medicinales. Anne McIntyre

Fuente fotos:

http://www.guiaplantasmedicinales.com/diente-de-leon/

Más información:

2 Thoughts to “Diente de leon (Taraxacum officinale)”

  1. Viento Betancourt

    excelente informacion gracias y felicidades en este ciclo 216

    1. pachamama

      Muchas gracias. Feliz año, igualmente.

Leave a Comment