Cómo hacer una decocción de plantas medicinales

hacer decoccion

Si las partes de las plantas medicinales que se quieren utilizar son leñosas o duras es preferible realizar con ellas una decocción en lugar de una infusión. Las partes leñosas de las plantas están compuestas por células cuyas paredes son más sólidas y requieren más calor para deshacerse y soltar en el agua sus componentes. Preparando una decocción se asegura la extracción de todos los principios activos solubles contenidos en la planta. Vemos hoy cómo hacer una decocción de plantas medicinales.

Cuando se desea hacer una mezcla de partes duras y partes blandas de una o varias plantas medicinales es conveniente preparar por un lado una infusión con las partes blandas y por otra parte un decocción con las partes duras. Así cada parte es tratada de la forma adecuada.

Cuando se utilicen partes leñosas que contengan aceites esenciales volátiles, es conveniente pulverizar la planta lo más finamente posible y optar por preparar una infusión en lugar de una decocción, para evitar la pérdida mínima de esencia con la evaporación que tiene lugar en la decocción.

Cómo hacer una decocción de plantas medicinales

Para hacer una decocción de plantas medicinales se emplea la misma proporción de planta medicinal y agua que al preparar una infusión. Una cucharadita de hierba seca (o 2 ó 3 si las hierbas son frescas) por cada taza de agua o bien 20g de planta seca (o 40g de planta fresca) por cada 600ml de agua.

Cómo hacer una decocción de plantas medicinales:

  1. Desmenuzamos las partes secas o cortamos finamente las partes frescas. Si la planta es muy dura podemos llegar a tener que usar un martillo.
  2. Se colocan las plantas en una cazuela de cristal, cerámica o loza. Si es de metal, debe ser de acero inoxidable o esmaltado y jamás, aluminio. Se cubren con agua fría, se calientan hasta darles un hervor y se hierve a fuego lento el tiempo recomendado para cada planta o mezcla de plantas, usualmente entre 10 y 15 minutos. Si la planta contiene esencias volátiles, se tapa la cazuela.
  3. Se cuela mientras el líquido esté caliente.
  4. Se pueden tomar entre 3 y 6 tazas de la decocción al día, dependiendo de que la enfermedad que se esté tratando se crónica o aguda, respectivamente.

Referencias:

1. Atlas ilustrado de las plantas medicinales. Autor: David Hoffmann

2. El tutor de las plantas medicinales. Autora: Anne McIntyre

3. Enciclopedia de las plantas medicinales. Autor: Andrew Chevallier

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.