Principales plantas antiagregantes plaquetarias o anticoagulantes

ajo antiagregante plaquetaria anticoagulante

Algunas plantas medicinales presentan una potente acción como antiagregantes plaquetarios, con indudable interés en el tratamiento de numerosos trastornos cardiovasculares. Vamos a ver las principales plantas de este grupo.

En general, debe tenerse en cuenta que las plantas antiagregantes plaquetarias pueden potenciar el efecto anticoagulante de medicamentos anticoagulates (como acenocumarol o warfina) o el efecto antiagregante plaquetario de la aspirina. Por esto es conveniente consultar a algún experto en la materia en caso de desear compatibilizar ambos tratamientos.

Si decidimos utilizar cualquier planta es importante acercarse a alguna monografía para conocerla un poco más en detalle y estar al tanto de sus contraindicaciones y posibles efectos secundarios. Especialmente importante es esto para las mujeres embarazadas y lactantes.

Principales plantas antiagregantes plaquetarias

Las principales plantas antiagregantes plaquetarias son las siguientes:

  • Ajo (Alllium sativum). Se usan los bulbos. Una de las plantas medicinales estrella en los tratamientos cardiovasculares. Debido a su efecto antiagregante plaquetario se aconseja utilizar con precaución en caso de padecer hemorragias activas, en pre y postoperatorios y en tratamientos con anticoagulantes o hemostáticos.
  • Borraja (Borago officinalis). Se usa el aceite de borraja obtenido de la semilla. Se utiliza en la prevención de trastornos cardiovasculares.
  • Cebolla (Allium cepa). Se usan los bulbos. Su acción inhibodora de la agregación plaquetaria ha sido aprobada por la Comision E.
  • Ginkgo (Ginkgo biloba). Se usan las hojas desecadas. Tratamientos en seres humanos con extracto de Ginkgo han demostrado la inhibición de la agregación plaquetaria. No debe admistrarse a personas epilépticas
  • Matricaria (Tanacetum parthenium o Chrysanthemun parthenium). Se usan las partes aéreas desecadas aunque a veces se utilizan las hojas solamente.
  • Mirtilo (Vaccinium myrtillus). Se usan extractos ricos en antocianósidos obtenidos a partir de los frutos frescos.

Fuentes:

1. Vademecum de Prescripción. Bernat Vanaclocha y Salvador Cañigueral

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Leave a Comment