Potencial del ginseng y sus ginsenósidos en tratamiento cardiovascular

Panax_quinquefolius-ginseng-americano

El ginseng es un remedio herbal tradicional cuya antigüedad se remonta muchos siglos atrás. Se usa ampliamente en la medicina tradicional por sus prometedoras propiedades curativas y reparadoras, así como por su posible efecto tónico. Hoy vamos a ver una interesante revisión científica centrada en los potenciales médicos del ginseng y sus ginsenósidos en tratamiento cardiovascular.

El ginseng es una medicina herbal tradicional que se ha utilizado terapéuticamente durante más de 2000 años. Es la más valiosa de todas las plantas medicinales, especialmente en Corea, China y Japón.

El nombre panax significa «toda curación», y posiblemente se derive de la creencia tradicional de que las distintas propiedades del ginseng pueden curar todos los aspectos de la enfermedad (es decir, actúa como una panacea para el cuerpo humano).

Entre las especies de ginseng, el ginseng coreano (P. ginseng), el ginseng chino (Panax notoginseng) y el ginseng americano (Panax quinquefolius) son los más comunes en todo el mundo.

Hoy en día, muchos estudios se centran en el ginsenósido individual purificado, un componente importante del ginseng, y estudian su mecanismo de acción específico en lugar de extractos de plantas completas para enfermedades cardiovasculares (ECV).

De los diversos ginsenósidos, los ginsenósidos purificados como Rb1, Rg1, Rg3, Rh1, Re y Rd son los más estudiados. Aunque hay muchos informes sobre los mecanismos moleculares y las aplicaciones médicas de los ginsenósidos en el tratamiento de las ECV, existen muchas preocupaciones en su aplicación.

Potencial del ginseng y sus ginsenósidos en tratamiento cardiovascular

La revisión cuyas conclusiones se presentan aquí es Una revisión sobre los potenciales medicinales del ginseng y ginsenósidos en enfermedades cardiovasculares (A review on the medicinal potentials of ginseng and ginsenosides on cardiovascular diseases).

El metaanálisis fue realizado por Chang Ho Lee y Jong-Hoon Kim, investigadores coreanos, en el año 2014.

El metaanálisis es una metodología para la revisión sistemática y cuantitativa de lainvestigación, ampliamente consolidada y aplicada en las Ciencias de la Salud. Ofrece las técnicas necesarias para acumular rigurosa y eficientemente los resultados cuantitativos de los estudios empíricos sobre un mismo problema de salud, permitiendo a los profesionales de la salud la adopción de decisiones bien informadas en sus respectivas áreas de trabajo.

Las revisiones sistemáticas y los metaanálisis se han consolidado como una herramienta fundamental para la práctica clínica basada en la evidencia.

Esta revisión analiza los trabajos actuales sobre las innumerables funciones farmacológicas y los beneficios potenciales del ginseng en el área de ECV.

Los resultados de los ensayos in vitro e in vivo indican que el ginseng tiene efectos potencialmente positivos en la enfermedad cardíaca a través de sus diversas propiedades, que incluyen la antioxidación, la reducción de la adherencia de las plaquetas, la regulación vasomotora, la mejora de los perfiles lipídicos y la influencia en varios canales iónicos.

Hasta la fecha, se han identificado aproximadamente 40 ginsenósidos, y cada uno tiene un mecanismo de acción diferente debido a las diferencias en la estructura química.

Los componentes activos ginsenósidos desempeñan un papel vital en los efectos medicinales del ginseng. Los ginsenósidos exhiben su amplia gama de actividades en la ECV mediante la inhibición de la producción de ROS, la estimulación de la producción de NO, la mejora de la circulación sanguínea, el aumento del tono vasomotor y la regulación del perfil lipídico.

Sin embargo, los mecanismos exactos de acción de los ginsenósidos aún no están identificados. En el futuro, cada ginsenósido debe estudiarse en su mecanismo de acción específico sobre la ECV. El uso común del ginseng como remedio a base de hierbas requiere investigaciones estrictas para evaluar tanto su eficacia como su seguridad.

Esta revisión resumió la información actual sobre la eficacia del ginseng en los principales factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión, enfermedad cardíaca, hiperlipidemia, estrés oxidativo y regulación de iones. Para mayor información se puede encontrar el artículo completo en el enlace superior.

Más sobre las Plantas Medicinales