Posibles efectos adversos tras el uso de romero

rosmarinus-officinalis-romero-efectos-adversos

El romero (Rosmarinus officinalis) es un arbusto de hoja perenne aromático común que se cultiva en muchas partes del mundo. Las hojas frescas y secas se usan frecuentemente como conservantes de alimentos y en la cocina tradicional mediterránea como agente saborizante. Hoy vamos a ver los posibles efectos adversos tras el uso de romero.

El romero

Históricamente, el romero se ha usado con fines medicinales para tratar el cólico renal y la dismenorrea. También se ha utilizado para aliviar los síntomas causados por trastornos respiratorios y para estimular el crecimiento del cabello.

Hoy en día, los extractos de romero se usan a menudo en la aromaterapia para tratar afecciones relacionadas con la ansiedad y aumentar el estado de alerta.

Los constituyentes más estudiados del romero son el ácido cafeico y su derivado, el ácido rosmarínico. Se cree que estos compuestos tienen propiedades antioxidantes y están bajo investigación como posibles terapias para el cáncer, la hepatotoxicidad y las afecciones inflamatorias.

Actualmente, faltan ensayos en humanos de alta calidad que investiguen el romero y sus posibles aplicaciones terapéuticas. Un pequeño número de estudios metodológicamente débiles muestran cierta promesa en la mejora del estado mental (a través de la aromaterapia) y como tratamiento para la alopecia.

Entre los usos medicinales farmacológicamente validados del romero se encuentran:

  • antibacterianos
  • anticancerígenos
  • antidiabéticos
  • antiinflamatorios
  • antinociceptivos
  • antioxidantes
  • antitrombóticos
  • antiulcerogénicos
  • mejora de déficits cognitivos
  • efectos antidiuréticos
  • hepatoprotectores

 

Posibles efectos adversos tras el uso de romero

Aunque el uso del romero se considera probablemente seguro cuando se usa por vía oral en las cantidades que se encuentran comúnmente en los alimentos y posiblemente seguro cuando se usa tópicamente en cantidades medicinales hasta 7 meses, se han descrito algunos efectos adversos tras su uso que pasamos a detallar:

General: Según el uso histórico y la investigación disponible, parece que el romero es bien tolerado con pocos casos documentados de eventos adversos. Se ha observado dermatitis de contacto en informes de casos seleccionados. Según fuentes secundarias, la ingestión de aceite de romero puede ser tóxica.

Dermatológico: se ha informado dermatitis de contacto alérgica y queilitis en respuesta al romero.

Endocrina: en un estudio con conejos, la administración intramuscular (im) de aceite volátil de hoja de romero (25 mg / kg) produjo 20%, 27% y 55% aumento en los niveles de glucosa en plasma en conejos normales a intervalos de 60, 90 y 120 minutos, respectivamente. Esta inyección también disminuyó la insulina sérica en un 30% en un intervalo de 30 minutos, en comparación con los conejos de control. En conejos diabéticos, el aceite volátil de romero aumentó los niveles de glucosa en plasma en ayunas en un 17% en comparación con los controles.

• Un estudio en animales sugiere que el romero puede aumentar la velocidad a la que el hígado desactiva el estrógeno, lo que puede llevar a condiciones deficientes de estrógeno.

Gastrointestinal: la ingestión de una ramita de romero dio lugar a la perforación del antro gástrico, seguido de la migración al hígado, complicada por el absceso hepático y la sepsis por Staphylococcus aureus, según se informó en un varón de 59 años.

Hematológico: se ha demostrado que la ingesta de romero disminuye la absorción y la utilización del hierro en la dieta, lo que en teoría puede provocar anemia por deficiencia de hierro.

Inmunológico: en un estudio con ratas, la inyección de 1,8-cineol, un componente del romero, produjo un edema inflamatorio en la pata trasera, que puede deberse a la participación de los mastocitos.

Neurológico / SNC: se han notificado convulsiones o epilepsia asociada con el romero.

Pulmonar / respiratorio: en un informe de un caso, se observó asma ocupacional causada por varias hierbas aromáticas, como tomillo, romero, laurel y ajo. El diagnóstico fue confirmado por problemas de inhalación. Aunque todas las hierbas tenían una reactividad inmediata de la piel, se mostró que el ajo era el alérgeno más potente en peso, con el romero y las otras hierbas mostrando menos reactividad.

Fuente:

An Evidence-Based Systematic Review of Rosemary ( Rosmarinus officinalis ) by the Natural Standard Research Collaboration.

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.