Plantas medicionales de uso tradicional en Norteamérica

indios americanos Lakota-Sioux

La herboristeria es una tradición que ha acompañado al ser humano desde los albores de nuestra especie. Todas las sociedades a lo largo de la historia han utilizado las plantas medicinales como método fundamental de curación y, muchas de ellas, como medio para alcanzar estados de conciencia que les permitiese acceder a otros estadios de conocimiento. Este es el caso de los indios de América, tanto del norte como del sur, y su tradición chamánica. Vemos hoy las plantas medicionales de uso tradicional en Norteamérica.

En la medicina tradicional norteamericana se empleaban danzas rituales, el sonido de los tambores y sonajas y los efectos de las plantas medicinales para alterar la conciencia y permitir que a través de los grandes Espíritus se permitiese la sanación de la persona. Se veneraban las plantas por su capacidad para curar tanto las enfermedades del cuerpo como los desequilibrios de la mente, de las emociones y del espíritu.

En su concepción el cuerpo principalmente se ha de sanar a sí mismo y a través de los rituales y las plantas medicinales se buscaba establecer las condiciones ideales para ello. Un enfoque que entroncaría, según mi profana y poco fiable opinión, con la actual Medicina Germánica, con la propuesta por La enfermedad como camino o algunas escuelas espirituales, como la presentada en El curso de Milagros.

Plantas medicionales de uso tradicional en Norteamérica

Algunas de las plantas medicinales utilizadas frecuentemente en la herboristeria de los indios americanos y algunos de sus usos era las siguientes :

  • Agracejo (Berberis vulgaris). Su raíz era empleada, así como en Europa, para tratar infecciones, trastornos de hígado y de estómago y como tónico general durante la convalecencia.
  • Añil Silvestre (Baptisia tinctoria). Utilizada para combatir las infecciones.
  • Árbol de Arrayán
  • Asclepia (Asclepia tuberosa). Se empleaba como remedio para las infecciones torácicas y, por vía externa, para las heridas.
  • Equinácea (Echinacea angustifolia). Se valoraba tradicionalmente como limpiardora de la sangre para las heridas, las quemaduras, picaduras de insectos y dolores de articulaciones.
  • Eupatoria (Eupatorium perfoliatum). Se empleaba para tratar la gripe y las fiebres.
  • Eupatoria Purpúrea (Eupatorium purpureum). Se curaban con ella las fiebres y el tifus.
  • Fitolaca (Phytolaca decandra)
  • Fresno Espinoso (Zantoxylum americanum). Usada para aliviar dolores artríticos y dentales.
  • Hamamelis (Hamamelis virginiana). Los indios americanos aspiraban sus polvos para las hemorragias nasales y la aplicaba, mezclada con semilla de lino, para la hinchazones dolorosas y los tumores.
  • Ñame Silvestre (Dioscorea villosa)
  • Olmo Rojo Americano (Ulmus fulva). Empleaban la corteza interior, recogida de árboles con al menos 10 años de edad, para aliviar el sistema digestivo irritado y para hacer cataplasmas para las heridas y las úlceras.
  • Sauquillo (Viburnum opulus). Valorada para evitar el aborto y aliviar los dolores menstruales.
  • Sello de Oro (Hydrastis canadensis)
  • Trillium (Trillium erectum). Usada para reducir el dolor durante el parto y prevenir las hemorragias tras el mismo.
  • Uva de Oregón (Berberis aquifolium). Usaban su raíz como planta medicinal desintoxicante para el tratamiento de infecciones y de problemas cutáneos.
  • Viburno Americano (Viburnum prunifolium). Remedio para las mujeres, para preparar el útero para el parto, para aliviar el dolor y reducir el sangrado.
  • Zarzaparrilla (Smilax ornata). Antimicrobiana y remedio limpiador para las enfermedades venéreas.

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.