Plantas medicinales para la hiperpasia benigna de próstata

Pygeum-Africanum-Tree

La hiperpasia benigna de próstata (HBP) es una enfermedad muy corriente en los varones de más de 50 años aunque rara vez es necesario recurrir a la intervención quirúrgica. Existen numerosos medicamentos que se utilizan para tratar los síntomas asociados a las hiperpasia benigna de próstata así como también un buen número de plantas medicinales de reconocida eficacia en fases de sintomatología moderada que se han utilizado tradicionalmente.

En este artículo voy a ir recopilando las distintas plantas medicinales que se utilicen para el tratamiento de la hiperpasia benigna de próstata según las vaya encontrando.

Para comenzar, nos servimos del resumen de la ponencia realizada por Armando Zuluaga Gómez, del Servicio de Urología, Hospital San Cecilio, Granada durante el 4º Congreso de Fitoterapia de la SEFIT que tuvo lugar en Sevilla en octubre del año 2007. Completamos la información con los dos manuales de fitoterapia indicados en las referencias.

Plantas medicinales para la hiperpasia benigna de próstata

En la citada ponencia se citan las siguientes plantas medicinales para el tratamiento de la hiperpasia benigna de próstata o de algunos de sus síntomas:

  • Patata silvestre africana (Hipoxis rooperi).
  • Raíz de ortiga (Radix urticae). Diferentes estudios clínicos ponen de manifiesto la eficacia de preparados a base de extracto de raíz de ortiga en el tratamiento sintomático de las alteraciones urinarias relacionadas con la hiperpasia benigna de próstata (grados I y II de Alken). Aumenta el volumen y el flujo urinario y reduce el residuo postmiccional, sin afectar al tamaño de la próstata y, además, se observa una reducción significativa de los niveles séricos de SHGB.
  • Palmito enano (Sabal serrulata o Serenoa repens). Se utilizan las bayas. Parece ser la planta medicinal estrella en el tratamiento de la hiperpasia benigna de próstata. El extracto lipoesterólico del fruto del sabal presenta una eficacia equivalente a la finasterida y es mejor tolerado que esta.
  • Semillas de calabaza (Curcubita pepo). Indicadas para la vejiga irritable y las molestias miccionales asociadas a la hiperpasia benigna de próstata (Comisión E).
  • Pígeum (Pygeum africanum). Se utiliza la corteza. Los estudios clínicos muestran que reduce los trastornos miccionales asociados al adenoma benigno de próstata , aumentando el flujo urinario y reduciendo el volumen de orina residual. Está indicada para el tratamiento del adenoma benigno de próstata, tatamiento previo a la cirugía portática, para los tratamientos urinarios postadenomectomía y para la prostatitis.
  • Álamo (Populus tremula). Se usan las hojas y la corteza en combinación con algunas de las otras plantas medicinales indicadas (por ejemplo: hojas y corteza de álamo, frutos de sabal y raíz de ortiga o también, con semillas de calabaza y vara de oro)
  • Echinacea purpurea. Las otras fuentes indicadas en la referencia no avalan el uso de la equinácea para tratar la hiperpasia benigna de próstata.
  • Secale cereale.
  • Epilobio (Epilobium angustifolium). Se utilizan las sumidades floridas. Presenta una acción antiadenomatosa prostática, al inhibir la actividad de la 5 a-reductasa y la aromatasa, dos enzimas involucradas en la etiología de la hiperplasia benigna de próstata.

Referencias:

1. Libro de resúmenes del 4º Congreso de Fitoterapia de la SEFIT

2. El tutor de las plantas medicinales. Autora: Anne McIntyre

3. Fitoterapia. Vademecum de prescripción. Bernat Vanaclocha y Salvador Cañigueral

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.