Melisa, posible alternativa en el tratamiento del Alzheimer

melissa-officinalis-alzheimer

Actualmente, los medicamentos con los que se trata la enfermedad de Alzheimer actúan solamente sobre los síntomas, no pudiendo detener la progresión de la enfermedad y presentando unos efectos secundarios adversos en algunos casos de extrema gravedad. Debido a esto la búsqueda de tratamientos basados en plantas medicinales se ha ampliado en los últimos años, siendo la Melisa (Melissa officinalis) una de las alternativas más prometedoras, junto con la Huperzia serrata, el azafrán y, sobre todo, el Gingko biloba.

Los tratamientos a base de plantas han sido investigados, con resultados muy interesantes, no solo en términos de efectividad similares a los tratamientos convencionales, también porque suelen poseer menores efectos secundarios y suponen ser bastante más económicos.

La melisa es una planta peremne natural de la zona mediterránea. Fue introducida en Gran Bretaña por los romanos, que la valoraban por su capacidad para mejorar la memoria y elevar el ánimo. Fue muy popular en el mundo árabe de la Edad Media para fomentar la longevidad, lo que podría estar avalado por su contenido del antioxidante ácido rosmarínico.

La enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer (EA), también denominada demencia senil de tipo Alzheimer (DSTA) o simplemente alzhéimer,es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales (tales como las capacidades cognitivas superiores), a medida que mueren las neuronas, por la formación extracelular de placas formadas principalmente por la deposición de péptidos β-amiloide (Aβ), y se atrofian diferentes zonas del cerebro. La enfermedad suele tener una duración media aproximada después del diagnóstico de 10 años, aunque esto puede variar en proporción directa con la severidad de la enfermedad al momento del diagnóstico.

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia, es incurable y terminal, y aparece con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años de edad.

El principal neurotransmisor descubierto implicado en los defectos de la enfermedad de Alzheimer es la acetilcolina (ACh), cuya actividad es esencial en la ejecución de la memoria a corto plazo, principalmente.

Los síntomas conductuales y psicológicos son frecuentes en personas con enfermedad de Alzheimer y causan un estrés considerable a los pacientes y sus cuidadores. Los antipsicóticos se han usado ampliamente como tratamiento de primera línea, como consecuencia de lo cual se estima que han provocado más de 1.800 accidentes cerebrovasculares y 1.600 muertes solo en el Reino Unido. Se necesitan urgentemente alternativas seguras y efectivas.

Melisa, posible alternativa en el tratamiento del Alzheimer

Para profundizar en el papel de la Melisa en el tratamiento del Alzheimer nos vamos a apoyar en un estudio clínico reciente y en la ponencia Nuevos enfoques de la Fitoterapia en el tratamiento del Alzheimer: Crocus sativus, Melissa officinalis y Huperzia serrata, que presentó Belén Miralles Rivera en el 9º Congreso de Fitoterapia de SEFIT, celebrado en Menorca, del 18 al 21 de mayo de 2017.

Según esta ponencia la melisa podría resultar beneficiosa ante el Alzheimer debido a estas propiedades:

  • Los estudios preclínicos sugieren que Melissa officinalis posee actividad en los receptores de acetilcolina en el sistema nervioso central, y una interesante cantidad de antioxidantes, gracias a su composición en flavonoides, participando activamente en la inhibición de la acetilcolinesterasa (AChE), revirtiendo la actividad de neurotóxicos inducidos en ratas, o combatiendo la hipoxia cerebral.
  • Algunos de sus compuestos, como el ácido gálico, poseen actividad inhibidora de enzimas implicadas en el deterioro cognitivo.
  • La Melisa puede inhibir la transcripción de algunas enzimas implicadas en el deterioro cognitivo que no han sido habitualmente investigadas para la AD, como la BACE-1.

En estudios clínicos la Melisa ha demostrado mejorar las funciones cognitivas y reducir la agitación en pacientes que padecen leve-moderado Alzheimer. Así mismo, como veremos a continuación, la aromaterapia con Melissa officinalis puede ser una intervención eficaz y segura para aliviar comportamientos agitados y mejorar el estado de ánimo en personas con demencia.

El extracto etanólico al 80% de sus hojas, mejora significativamente el aprendizaje y la memoria.

Un interesante estudio sobre la intervención mediante aromaterapia de Melisa fue el realizado por Burns A., Perry E., Holmes C., Francis P., Morris J., Howes M.-J.R., Chazot P., Lees G. y Ballard C, en colaboración de diferentes universidades del Reino Unido.

El estudio llevó por título A Double-Blind Placebo-Controlled Randomized Trial of Melissa officinalis Oil and Donepezil for the Treatment of Agitation in Alzheimer’s Disease (Un ensayo aleatorizado doble ciego controlado con placebo de Melissa officinalis Oil y Donepezil para el tratamiento de la agitación en la enfermedad de Alzheimer) y fue realizado en 2011.

En base a la evidencia preliminar de ensayos clínicos, la aromaterapia con aceite de melisa puede ser una alternativa, pero los estudios iniciales no han sido todo lo profundos y estrictos que se hubiese deseado.

Para subsanar esas deficiencias se realizó este estudio, un ensayo aleatorizado controlado por placebo de grupos paralelos doble ciego en 3 centros especializados de psiquiatría de ancianos en Inglaterra.

La medida de resultados primaria fue la reducción en la agitación evaluada por la Escala de agitación de Pittsburgh (PAS) a las 4 semanas.

La aromaterapia y el donepezil fueron bien tolerados. No hubo diferencias significativas entre la aromaterapia, el donepezilo y el placebo en la semana 4 y la semana 12, pero hubo mejoras sustanciales en los 3 grupos con una mejora del 18% en el PAS y una mejora del 37% en el Inventario Neuropsiquiátrico (NPI) durante 12 semanas.

La conclusión del estudio fue que no hay evidencia de que la aromaterapia con melisa sea superior a placebo o donepezil, en el tratamiento de la agitación en personas con enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, la mejora considerable en el grupo placebo enfatiza los posibles beneficios no específicos del tacto y la interacción en el tratamiento de la agitación en personas con enfermedad de Alzheimer.

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.