Los estudios sobre el cardo mariano hoy

cardo-mariano-flor
Flor cardo mariano (Silybum marianum)

Artículo base: Ficha del cardo mariano

Os presento hoy un resumen de la ponencia presentada por Mª Concepción Navarro Moll, del Departamento de Farmacología de la Facultad de Farmacia (Universidad de Granada) durante el 6º Congreso de Fitoterapia de la SEFIT (Sociedad Española de Fitoterapia), que tuvo lugar en la Universidad de Navarra en otoño de 2011 en la que abordaba el conocimiento científico actual referente a las propiedades terapeúticas del cardo mariano.

Numerosos ensayos farmacológicos han confirmado las propiedades tradicionales asociadas al uso del fruto maduro desecado de cardo mariano, especialmente su valor en el tratamiento de diversas afecciones hepáticas y biliares, así como protectoras frente a diversos tóxicos hepáticos.

Ensayos recientes asocian estas propiedades a las de la silimarina y su principal componente, la silibinina, entre cuyas actividades biológicas se destacan la antioxidante, estabilizadora de membrana, favorecedora de la síntesis de proteínas, antiviral, antiinflamatoria, inmunomoduladora y anticolestásica.

En estos marcos se ha comprobado la eficacia de la silimarina en distintos tipos de alteraciones hepáticas, principalmente en las producidas por alcohol y en las de origen vírico. Algunos ensayos han utilizado el complejo silibina-vitamina E-fosfolípidos, evaluándose la capacidad antioxidante y antifibrótica de este complejo en pacientes con hígado graso no producido por alcohol y en pacientes con hepatitis C crónica asociada a hígado graso.

Sin embargo, la actuación de la silimarina (y del cardo mariano, por tanto), no se limita a sus efectos beneficiosos sobre el hígado y la vesícula biliar. Numerosos estudios in vitro e in vivo han permitido establecer el papel quimiopreventivo de la silimarina y de la silibinina en distintas líneas celulares cancerosas de próstata, pulmón, mama, hígado, piel y vejiga a través de diversos mecanismos. Un análisis más detallado de estos mecanismo lo podréis encontrar en el Libro de resúmenes del 6º Congreso de Fitoterapia de la SEFIT cuyo enlace os dejo al final del artículo.

Como conclusión, Mª Concepción Navarro Moll indica que diversos ensayos tanto preclínicos como clínicos, ha mostrado indicios más que sugerentes de la actividad beneficiosa del cardo mariano en otros ámbitos como el de la protección ósea, la neuroprotección, aterogénesis, afecciones dermatológicas, efecto estimulante sobre la secreción láctea, etc.,

En resumen, el cardo mariano se está consolidando en los albores del siglo XXI como una joya de la fitoterapia, de escasos efectos secundarios y con un amplio margen terapeútico.

Fuente:

Libro de resúmenes del 6º Congreso de Fitoterapia de la SEFIT

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Leave a Comment