Preparación de plantas medicinales – Compresa

-compresa-plantas-medicinales

Una forma muy eficaz de preparación de las plantas medicinales en algunos tratamientos es como compresas (también conocidas como fomentos). Las compresas se recomiendan especialmente para:

  • aplicar sustancias medicamentosas a la piel
  • aliviar dolores de cabeza, de espalda o en las articulaciones
  • tratar forúnculos

Es probable que haya que repetir el tratamiento varias veces al día para que sea bien efectivo.

Preparación de una compresa

Para preparar una compresa se utiliza una tela, que puede ser de hilo, de gasa, algodón o algodón hidrófilo (también se puede usar una toalla, aunque puede ser un poco más engorroso).

Se empapa la tela con una infusión fría o caliente (preferentemente caliente), con una decocción (dependiendo de la planta será conveniente hacer una infusión o una decocción), con una tintura diluida o con agua a la que se añaden unas gotas de aceite esencial diluido.

Escurrimos la tela y la aplicamos sobre la zona afectada.

Algunos autores y varias autoras recomiendan que el líquido con el que realicemos la compresa esté lo más caliente que se pueda en el momento de aplicarla puesto que el calor aumenta el efecto de las plantas medicinales. Por ello recomiendan cambiarla cuando se enfríe o colocar sobre ella un plástico o papel encerado y sobre él, una botella de agua caliente para mantener la temperatura de la compresa.

Las plantas a utilizar dependen del tratamiento que se quiera realizar aunque todas la plantas de acción vulneraria, etimulante y diaforética se pueden emplear en forma de compresa.

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Deja un Comentario