Efecto protector de la piel del té verde ante los rayos ultravioletas

mujer bebiendo te verde protector piel

Debido a un aroma característico y beneficios para la salud, el té verde se consume en todo el mundo como una bebida popular, particularmente en países asiáticos como China, Corea, Japón e India. Es la segunda bebida más consumida del mundo después del agua. Hoy vamos a centrarnos en varios estudios que demuestran el efecto protector de la piel del té verde ante los rayos solares ultravioletas.

La piel humana está constantemente expuesta a numerosos agentes nocivos físicos, químicos y ambientales. Uno de los más dañinos es la luz solar ultravioleta (UV). Los estudios epidemiológicos, clínicos y biológicos han implicado que esta radiación es un carcinógeno completo y la exposición repetida puede conducir al desarrollo de diversos trastornos de la piel, incluidos los cánceres de piel no melanoma y melanoma.

Efecto protector de la piel del té verde ante los rayos ultravioletas

El té verde presenta propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas gracias a su contenido en componentes polifenólicos. Se ha demostrado que el tratamiento de los polifenoles del té verde en la piel modula las vías bioquímicas implicadas en las respuestas inflamatorias, la proliferación celular y las respuestas de los promotores de tumores químicos, así como los marcadores inflamatorios inducidos por la luz ultravioleta de la inflamación de la piel.

Un estudio del año 2003, Fotoprotección de la piel con té verde: efectos antioxidantes e inmunomoduladores, dirigido por Katiyar SK, científico especializado en el estudio de las propiedades del té verde, del departamento de Dermatologia de la Universidad de Alabama, en Birmingham, exponía lo siguiente:

Los derivados de la epicatequina, comúnmente llamados polifenoles, presentes en el té verde poseen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y anticancerígenas. El constituyente principal y más altamente quimiopreventivo en el té verde responsable de los efectos bioquímicos o farmacológicos es galato de epigalocatequina (EGCG).

Diversos estudios han demostrado que el tratamiento tópico o el consumo oral de polifenoles del té verde (GTP) inhiben la carcinogénesis cutánea inducida por carcinógenos químicos o por radiación ultravioleta-B (UVB) en diferentes modelos animales de laboratorio.

El tratamiento tópico de GTP y EGCG o el consumo oral de GTP dio como resultado la prevención de respuestas inflamatorias inducidas por la radiación UV, inmunosupresión y estrés oxidativo, que son los biomarcadores de varios estados de enfermedad de la piel.

La aplicación tópica de GTP y EGCG antes de la exposición de UVB protege contra la inmunosupresión local así como sistémica inducida por UVB en animales de laboratorio. Los efectos antioxidantes y antiinflamatorios del té verde también se observaron en la piel humana.

Los estudios in vitro e in vivo en animales y humanos sugieren que los polifenoles del té verde son de naturaleza fotoprotectora y pueden usarse como agentes farmacológicos para la prevención de los trastornos cutáneos inducidos por la luz solar UVB, incluidos los cánceres cutáneos por fotoenvejecimiento, melanoma y no melanoma después de más ensayos clínicos en humanos.

Otros estudios en esta linea:

La inhibición del desarrollo de tumores de piel inducida por UVB mediante el consumo de polifenoles de té verde está mediada por la reparación del ADN y la posterior inhibición de la inflamación.

Té verde y cáncer de piel: fotoinmunología, angiogénesis y reparación del ADN.

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.