Cómo hacer un jarabe de plantas medicinales

 como hacer jarabe

Cuando se preparan las plantas medicinales de forma líquida – en infusión, decocción o tintura- puede ocurrir que el sabor de la preparación no sea demasiado agradable. En este caso se puede disimular un poco el sabor mezclándola con un poco de endulzante, miel normalmente. Sin embargo, a veces se puede preferir preparar un jarabe. Hoy vemos cómo se puede hacer un jarabe de plantas medicinales.

Conviene advertir de entrada que, dado que el azúcar es muy poco saludable es recomendable emplear los jarabes de plantas medicinales en su justa medida, por ejemplo, en preparados para hacer gárgaras o para medicamentos para la tos, asma e infecciones torácicas – usando tomillo, hisopo, helenio, marrubio, tusílago, baya de saúco o gordolobo-. También es un método que puede ser adecuado para administrar a los niños las plantas más amargas, como el diente de león, acedera brava, verbena, marrubio o agripalma.

Estos jarabes se toman en 1 o 2 cucharadas de postre, 3 ó 4 veces al día para trastornos crónicos, o cada 2 horas en trastornos agudos. Los jarabes de plantas medicinales pueden llegar a durar hasta dos años si se conservan adecuadamente.

Cómo hacer un jarabe de plantas medicinales

Para hacer un jarabe de plantas medicinales se puede recurrir a dos procedimientos diferentes:

a) Partiendo de infusión

1. Se prepara una infusión con 25g de plantas medicinales (el doble, si son frescas) y 600ml de agua hirviendo. Se retira del fuego y se deja macerar de 6 a 8 horas, cuando el líquido se cuela. Conviene prensar la hierba para extraer la mayor cantidad de líquido posible, se desecha la hierba y se mide el agua obtenida.

2. Se echa el líquido resultante de la infusión y la maceración en una cazuela y se lleva a ebullición, se tapa y se deja cocer a fuego lento hasta que el líquido se reduzca a la mitad. Este proceso puede llevar varias horas.

3. Se añaden 400g de azúcar o, mejor, 350ml de miel o una cantidad al gusto de otro edulcorante (preferiblemente, azúcar de abedul, mucho más saludable) y se hace hervir hasta que el azúcar se haya disuelto.

4. Se vierte el líquido en una botella esterilizada y se deja enfriar. Si se desea, se puede añadir un 5% de tintura de la misma planta para que el jarabe se conserve más tiempo.

5. Se etiqueta la botella y se conserva en lugar fresco y oscuro.

b) Con tintura

1. Se añade 1Kg de azúcar a 500ml de agua hirviendo. Se deja al fuego, removiendo, hasta que se disuelva el azúcar y el líquido empiece a hervir. En ese momento, se retira del fuego.

2. Se mezclar un parte de tintura por cada tres partes del jarabe base preparado. Se conserva en lugar fresco y oscuro (en el frigorífico, si se desea)

Referencias:

1. Atlas ilustrado de las plantas medicinales. David Hoffmann

2. El tutor de las plantas medicinales. Autora: Anne McIntyre

Articulos relacionados

  • Precauciones en el uso del hipéricoPrecauciones en el uso del hipérico El hipérico (Hypericum perforatum L.), conocida también como Hierba de San Juan, es una de las plantas medicinales más populares gracias a sus multiples aplicaciones. Sin embargo, hay que […]
  • Usos tradicionales de la macaUsos tradicionales de la maca La maca (Lepidium peruvianum Chacón), es una planta medicinal originaria de Sudámerica que se ha popularizado en los últimos años en occidente y la que se asocian algunas interesantes […]
  • La noche de San Juan y las 7 hierbas mágicasLa noche de San Juan y las 7 hierbas mágicas Cambiamos hoy un poco de estilo, abandonando el estudio riguroso, dentro de mis posibilidades, de las propiedades terapeúticas de las plantas medicinales, para retomar una leyenda […]
  • HepatoprotectoresHepatoprotectores Las plantas medicinales hepatoprotectores actúan tonificando y protegiendo el hígado y estimulando el flujo de bilis.
  • El cardo mariano en la wikipediaEl cardo mariano en la wikipedia Como hoy en día toda investigación acaba pasando en su primera fase por la wikipedia, me topé con el muy interesante artículo que ella ofrece sobre el cardo mariano. Completo y bien documentado
  • Lagerstroemia speciosa, posible planta medicinal para el tratamiento de la diabetes tipo II y la obesidad asociada a la misma.Lagerstroemia speciosa, posible planta medicinal para el tratamiento de la diabetes tipo II y la obesidad asociada a la misma. Nos hacemos eco de una interesante ponencia presentada en el 4º Congreso de Fitoterapia de la SEFIT (Sociedad Española de Fitoterapia), que tuvo lugar en Sevilla, en octubre de 2007 sobre […]
  • Principales plantas medicinales anticatarralesPrincipales plantas medicinales anticatarrales Las plantas medicinales anticatarrales combaten los síntomas del catarro, tanto sobre el área de los senos nasales como sobre otras partes del organismo. Al tratarse de diversos síntomas, […]
  • Principios activos: CumarinasPrincipios activos: Cumarinas Las cumarinas se encuentran con mucha frecuencia en las plantas. Por ejemplo, el aroma característico del heno recién cortado se debe a sustancias químicas del grupo de las cumarinas y […]

Artículos Relacionados

Deja un Comentario