Aceites esenciales para tratar la candidiasis

aceites-esenciales-candidiasis-candida-albicans

La candidiasis es una infección debida habitualmente al hongo Candida albicans y que la mayoría de las mujeres sufren en algún momento de su vida. Vamos a ver hoy algunos aceites esenciales que pueden ser útiles para tratar la candidiasis.

Algunos hongos forman parte de la flora comensal humana, conviviendo en armonía con nuestras células y con otras bacterias. El sistema inmune se encarga de mantener un equilibrio aunque en algunas condiciones este equilibrio se resquebraja y las levaduras comienzan a colonizar nuestros tejidos, produciendo una micosis (infección causada por hongos). Las micosis más comunes son las producidas por el género Candida, denominadas candidiasis. Se localizan frecuentemente en la piel, las uñas, el aparato genital femenino y el tubo digestivo.

El tratamiento más habitual consiste en la aplicación de un fármaco antimicótico, de conocida toxicidad hepática y susceptible de presentar resistencias. Por si fuera poco, la eliminación de los hongos no corrige el desequilibrio inicial que ha provocado su proliferación descontrolada. La reinfección es muy frecuente.

Aceites esenciales para tratar la candidiasis

La aromaterapia es una rama de la fitoterapia que se ocupa del uso de aceites esenciales extraídos de ciertas plantas medicinales para prevenir, aliviar o curar ciertos trastornos de salud. Un aceite esencial es un extracto líquido muy concentrado obtenido por destilación de plantas por corriente de vapor. Pueden utilizarse por vía tópica, oral o inhalatoria.

Nos hacemos eco hoy de la ponencia Tratamiento de candidiasis con aceites esenciales, realizada por Francesca Falzone, Farmacéutica y formadora de Pranarôm España, durante el 8º Congreso de fitoterapia y de terapias naturales, que tuvo lugar en Zaragoza, el 23 y 24 de octubre de 2015.

En el tratamiento de la candidiasis la aromaterapia científica tiene mucho que aportar puesto que es bien conocida la existencia de aceites esenciales cuya actividad antimicótica ha sido demostrada incluso para cepas resistentes a ciertos fármacos.

Entre estas alternativas, Falzone destaca los aceites esenciales de canela, el clavo, el lemongrass, el árbol del té o el geranio. Una gran ventaja que ofrece el uso de estos aceites, con respecto a los medicamentos habituales, es que no dañan la flora intestinal y vaginal, no presentan fenómenos de resistencia ni de toxicidad, a las dosis recomendadas, y, además, estimulan el sistema inmunitario para prevenir recidivas.

El tratamiento depende de la zona afectada. Siempre que sea posible se empleará la vía tópica cuando la zona sea accesible y la vía oral en caso contrario, mientras que en ocasiones puede ser necesaria ambas aplicaciones. Los tratamientos suelen organizarse en fases de 20 días seguidas de 10 días de descanso. Normalmente una sola fase es suficiente, pero es posible que se requieran varias puesto que el ciclo de vida del hongo así lo requiere (especialmente en caso de micosis ungueal).

Precauciones en el uso de aceites esenciales

Cuando se utilizan los aceites esenciales siempre que hay que tener en cuenta algunas indicaciones generales respecto a la aromaterapia y su uso:

  • Los aceites esenciales se deben usar con prudencia y a dosis mínima (gotas). Algunos pueden ser tóxicos ( ej. :tuya …tuyona)
  • Estos aceites esenciales tienen una actividad extraordinaria porque tienen propiedades: antisépticas, antibióticas, antifúngicas…etc
  • La actividad de un aceite esencial depende de su compleja composición química, por lo que puede incidir sobre distintos sistemas. No se debe confundir la acción del aceite esencial con la de la planta de la cual procede.

Asímismo, quedaron indicadas algunas importantes precauciones sobre el uso de los aceites esenciales:

  • No sobrepasar las dosis establecidas como seguras
  • Sobre la piel (salvo excepciones) diluir en aceite vegetal.
  • Mantener fuera del alcance y la vista de los niños.
  • Son irritantes para los ojos, en caso de contacto accidental aclarar con abundante agua y si es preciso acudir al oftalmólogo.
  • En caso de tratamiento homeopático, atención a los aceites esenciales con mentol y alcanfor ya que pueden interferir con los tratamientos homeopáticos
  • Los aceites esenciales de los cítricos son fotosensibilizantes aplicados sobre la piel.
  • Los aceites esenciales con mentol y eucaliptol es contraindicados en ataque asma agudo, enfermedades respiratorias con espasmos y menores de 3 años.
  • En caso de epilepsia o enfermedades convulsivas, están contraindicados todos los aceites esenciales conteniendo cetonas (salvia, hisopo, etc.).
  • Embarazo y lactancia: por vía inhalatoria no existen estudios. Evitar la vía tópica en zonas próximas a la cara o zonas extensas. En general, usar con precaución y ver monografía del correspondiente aceite esencial.

Articulos relacionados

Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.