Sedantes

Las plantas medicinales sedantes contribuyen a relajar el sistema nervioso, calmando el estrés y el nerviosismo en todo el cuerpo. Actúan también sobre aquellos tejidos del organismo que hayan sufrido alguna irritación debido a problemas nerviosos.

Plantas medicinales sedantes: Cimífuga, viburno americano, Caulophyllum tralictrioides, boldo, pie de lobo, manzanilla, primavera, mundillo, lúpulo, Piscidia piscipula, zapatito de dama, lobelia, agripalma, pulsatilla, pasiflora, trebol rojo, amapola, escutelaria, hipérico, valeriana, cerezo de Virginia, lechuga silvestre.

Más sobre las Plantas Medicinales