Hepatoprotectores

Las plantas medicinales hepatoprotectores actúan tonificando y protegiendo el hígado y estimulando el flujo de bilis.

Plantas medicinales hepatoprotectores : Agrimonia, aloe, melisa, Chelone glabra, agracejo, leptandra, Iris versicolor, boldo, trébol de agua, cáscara sagrada, apio, centaura menor, amor de hortelano, diente de león, helenio, hinojo, Chionanthus virginicus, fumaria, genciana, hidrastis o sello de oro, rábano picante, hisopo, agripalma, uvas de Oregón, Zanthoxylum americanum, Euonymus atropurpureus, añil silvestre, Dioscorea villosa, ajenjo, milenrama, acedera.

Más sobre las Plantas Medicinales