Febrífugas

Las plantas medicinales febrífugas (antipiréticas) contribuyen a bajar la fiebre.

Plantas medicinales febrífugas: Angélica, melisa, cardo santo, Eupatorium perfoliatum, borraja, cayena, flores de saúco, hisopo, poleo, menta, quina, Asclepias tuberosa, Zanthoxylum americanum, frambueso, salvia, tomillo, verbena.

Más sobre las Plantas Medicinales